Mecanizados por ultrasonidos. ¿Cómo funciona?

 In news

El mecanizado por ultrasonido o USM (Ultrasonic Machining) se caracteriza por el uso de una herramienta y de abrasivos sueltos, como por ejemplo, partículas diminutas de diamante. Se hace vibrar la herramienta a una frecuencia ultrasónica y ésta arrastra los abrasivos generando una rotura fácil en la superficie de la pieza.

 

Al vibrar la herramienta, que tiene la forma de la cavidad que se quiere formar, las partículas del líquido abrasivo chocan contra el metal, lo que genera su desprendimiento. El líquido abrasivo se mantiene en constante movimiento entre la herramienta y la cavidad, retirando así la viruta y los restos del material desprendido en el proceso.

 

La gran precisión que presenta este proceso hace que el mecanizado por ultrasonido sea utilizado en un amplio rango de aplicaciones, desde compuestos para la aviación, pasando por la industria automotriz, como por ejemplo discos de freno, hasta el desarrollo de lentes cóncavos y convexos para la industria óptica y articulaciones o coronas dentales para medicina.

 

¿Cuáles son las ventajas del mecanizado por ultrasonidos?

 

El mecanizado por ultrasonido reduce los esfuerzos de corte de la pieza y la presión térmica que se puede llegar a ejercer sobre el material y las herramientas en un proceso de mecanizado común. Además, presenta un gran acabado superficial y la herramienta tiene un sistema de auto limpieza por la continua fluidez del líquido abrasivo entre el material y la herramienta.

 

Sin embargo, es más costoso que otros métodos de mecanizado más convencionales.

 

Si quiere más información sobre nuevas tecnologías en la industria del mecanizado,  puede encontrar un pequeño resumen aquí.

 

En Boyfre, ofrecemos soluciones a medida para cualquier tipo de mecanizado, procesamiento o acabado de piezas para distintos sectores. Puede consultar nuestros servicios poniéndose en contacto a través de nuestro teléfono: + 34 93 372 26 05  o enviando un correo a boyfre@boyfre.com .